“Nuestro país necesita del turismo del vino”, entrevista a Manuel Colmenero Larriba 3 922

Manuel Colmenero Larriba ha dedicado toda su vida al turismo. Creador de la red social Gastronomicum 2.0 y proyectos tan interesantes como Ocio Vital, Food Wine Tours y Casino Gourmet, es un referente del gastroturismo en nuestro país. Su último libro: Rutas del Vino. Bodegas de España para visitar y recomendar es la guía perfecta para los amantes del vino. Hoy nos cuenta cómo surgió la idea y su visión del sector. ¿Quieres preguntarle algo? 
 
Manuel Colmenero Larriba
 

¿Por qué te lanzaste a escribir un libro sobre enoturismo?

Cuando empecé mi proyecto empresarial un mentor que nos acompaño durante nuestros primero pasos, nos aconsejó que hiciéramos una lista de DESEOS VITALES, una visualización de donde nos veíamos dentro de 20 años en lo profesional y en lo personal, que hiciéramos una lista.

Yo desde siempre había querido escribir un libro, estaba en mi lista, escribir me relaja por eso lo hago cuando me apetece, empecé en Turismo 2.0 luego continué en Gastronomicum 2.0, una comunidad ideada para amantes del turismo y la gastronomía, es donde tengo mi blog personal, en muchas reuniones y eventos donde coincidíamos profesionales del turismo gastronómico (Eduardo Serrano, Alicia Estrada, Lluis Tolosa) hablábamos del vacío que existía en las guías de viajes para amantes del vino, si existe una que es la que se lleva la palma, pero bajo nuestro punto de vista se nos antojaba que no era la mas adecuada para alguien que quisiera acercarse hasta estos paisajes que tanto nos seducen porque es una información plana y poco pensada para el viajero.

Un dia por casualidad se acerco hasta mi oficina Marta Vila, la directora comercial de Lunwerg se acercó hasta mis oficinas para ofrecerme unos libros que al final le compré, como habíamos sido compañeros en Ultramar Express Tui la conversación fue sumamente distendida y fue entonces cuando le comenté la idea que llevábamos en la cabeza, sin mas dilación se puso manos a la obra y nos concertó una entrevista con la editora jefe de Planeta. Al salir de la misma Lluis Tolosa, Alicia Estrada y yo salimos con el encargo de tres libros que ya han visto la luz.

En un principio la idea fue publicar juntos, pero luego nos pareció mas oportuno y mas honesto para los lectores escribir individualmente. Fue una locura, lo escribí en 2 meses combinándolo con el trabajo diario de mi empresa que era muy intenso para ser meses de temporada baja… se aliaron los Dioses para ponerme a prueba.

Creo que un punto de inconsciencia consciente no es ninguna locura, abre la puerta a nuevas posibilidades que muchos de nosotros jamás hubiéramos imaginado.
 

¿Crees que el turismo enológico es una alternativa seria al clásico turismo de ‘sol y playa’?

Es una alternativa y un complemento, nuestro país necesita del turismo del vino para no tener esa debilidad manifiesta que muestra en su posicionamiento del sol y playa, fíjese, cuando Túnez y Egipto van bien, a nuestro sector turístico le tiemblan las piernas.

Es un claro signo de falta de diferenciación, no podemos vivir de un recurso que cada día mas ya no se puede vender solo, el turismo ya no es turismo, es ocio y como no sepamos construir una industria del ocio adecuada a nuestros visitante corremos serios riesgos de quedar a merced de los caprichos del destino. Sería lamentable teniendo todo a nuestro favor.

El otro día sin ir mas lejos una publicación electrónica avisaba de un estudio que anunciaba los signos de decadencia de este tipo de turismo. Debemos renovarlo y apoyarnos mutuamente, ellos tienen las camas que los destinos de interior no soñarían jamás y nosotros tenemos los recursos que el cliente está demandando, aunque entre nosotros, creo que en el turismo enológico es acuciante un cambio de estrategia en el producto turístico que se ofrece, no está orientado al turista ni a sus necesidades de ocio.

Nos queda mucho por recorrer, estamos aún lejos de las cifras de Francia, pero sinceramente pienso que no tenemos nada que envidiarles, todo lo contrario… Pero debemos empezar por lo que ellos si tienen y nosotros menospreciamos, quererse a sí mismos. No creo que sea malo, es el mejor principio para poder valorar lo de los demás.
 

Si tuvieras una semana libre, y sin problemas presupuestarios, ¿cuál sería tu ruta ideal?

La Provence, la he visitado como profesional, me gustaría hacerlo como turista adinerado, ahí el lujo se siente, se palpa, se vive, en todos los gestos.

El lujo no solo lo dan las instalaciones, también sus cuidados paisajes, las atenciones en los hoteles, la amabilidad de los profesionales que te atienden, los turistas que comparten tu experiencia.
 


 
Allí se respira un estilo de vida que personalmente me parece muy glamuroso, agradable y sumamente atractivo. Siempre me he sentido muy a gusto. Es el modelo a seguir… ojalá podamos vivirlo aquí pronto.
 

Y una pregunta comprometida, ¿Y si te pidiéramos que nos diseñaras una ruta en Castilla y León?

Comprometida no, mi madre era de un pueblo llamado Bordecorex, seguro que pocos lectores saben donde es, está en Soria, por la extensión y la variedad de recursos tengo claro que empezaríamos por el Burgo de Osma, la laguna negra, luego me iría hacia Aranda y Burgos, lógicamente parando en sus bodegas (Comenge, Pago de Capellanes, Portia, Emilio Moro..etc,etc ) y no dejaría de ir a comer al Lagar de Isilla, siento debilidad por ese matrimonio. Burgos su catedral y su calle de vino, es un paraíso para los amantes del buen vivir y el mejor beber, solo paseando por sus calles ya te tomas un merecido respiro, luego continuaría Peñafiel, para obligada no solo por su castillo sino por Protos. Dormiría en un pueblo que me sedujo cuando estuve, Ampudia, Luego continuaría hasta León, su casco viejo es de quitar el Hipo y porque no continuaría hasta el Bierzo, sus vinos son un regalo místico. No quiero extenderme porque creo que el orden de los factores no afecta al producto… pero no tengo duda que haría los posible por bajar hasta los arribes del Duero, me gustaron mucho sus silenciosos paisajes…sus recónditos paisajes y como no Salamanca, un lugar donde mi vida cambió cuando tenía 17 años, la vecina Segovia donde seguro recordaría mi cena en Casa Cándido con mis compañeros de Meliá, amigos que guardo grato recuerdo en mi corazón.. en fin.. no continuo que con los recuerdos hemos topado ¡¡
 

¿Cuál ha sido la ruta que más te ha sorprendido?

Quizás las Gallegas, he descubierto un territorio plagado de contrastes, a precios sumamente atractivos, con un sinfín de posibilidades, con unas gentes sumamente cálidas. Que llueva hace que los colores sean mucho mas atractivos, las luces mucho mas atrayentes…

Y sus vinos, la verdad es que son para todos los públicos. Cualquier paladar los recibe con gusto y los disfruta con cariño.

Eso si la Ribera Sacra un espectáculo por descubrir y hermanada totalmente con vuestros vinos del  Bierzo, vinos místicos, sin dudarlo.

¿Con qué maridarías los siguientes platos?

No soy ningún experto en vinos, que quede claro. Mi criterio es siempre #pasarlobien

– Unos callos ‘a la madrileña’

Los callos siempre me recuerdan a mi adolescencia, mi madres los preparaba deliciosos, esa experiencia la volví a recordar haciendo un “mistery guest” para Vinos de Madrid, por eso creo que me tomaría sin excepción un Qbel Excepción, una garnacha realmente golosa, ideal para un plato tan untuoso. Se que mis amigos la elaboran con un esmero y un cariño que merece paladear con tiempo y a poder ser en compañía.

– Trucha de río frita con una loncha de jamón.

Como ya sabéis los maridajes siempre buscan armonizar o romper moldes y estereotipos, no soy nadie para romper los gustos de cada quien, pero personalmente creo que este plato le iría fenomenal alguno de los Jereces de Lustau, se que mucha gente, no los considera en sus mesas pero creo que se están perdiendo una posibilidad exquisita. Si esta trucha se degusta en los múltiples restaurante de cocina creativa quizás me la tomaría con el Ekham de Castell d’Enkus, es un vino de altura, en todos los sentidos y creo que es totalmente apropiado para un pescado que busca las frías aguas de los valles pirenaicos.

– Caracoles en salsa de tomate.

Con el LLebre de Tomas Cusiné, por recuerdos del año pasado en la mili y por la admiración que siento por este elaborador de vinos creo que es el que me sentaría mejor con este plato, aunque lo confieso, no soy muy de “Caracoles” los como, pero no me entusiasman, que conste en acta.

 

Otros artículos relacionados

    Cómo se elabora el vino blanco.
    Cómo se elabora el vino tinto.
    Aprende como se realiza una cata profesional.
    Tapones de corcho o silicona.
    Historia y origen de los vinos de Castilla y León.
    La Ruta del vino de Rueda es una realidad.
    La Ruta del vino de Cigales toma fuerza.
    5 tendencias en el mundo del vino para el 2014.
 

Previous ArticleNext Article
Comunicadora, escritora y creadora del medio digital independiente Destino Castilla y León. Diplomada en Turismo y Licenciada en Publicidad y RR.PP es una apasionada del turismo experiencial, la gastronomía y el vino de Castilla y León. Trabaja como redactora y Social Media Manager freelance implantando estrategias de marketing online y ecommerce. www.lolahernandez.com

3 Comments

  1. Molto bello il blog… pero’ aspetto nuovi post, e’ da troppo tempo che non ci sono aggiornamenti. Vabbe’, intanto mi iscrivo ai feed RSS, continuo a seguirvi!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más populares

Editor Picks

overlay