Receta de Arroz a la Zamorana 1 16671

El arroz a la zamorana es uno de los platos más típicos de la gastronomía de Castilla y León. La receta original lleva oreja y manitas de cerdo, que deben cocerse durante media hora antes de preparar el resto del guiso. En nuestro caso hemos omitido estos ingredientes, pasando directamente al sofrito y el arroz.

Esta receta es muy completa y contundente. Como cualquier arroz puede tomarse en cualquier temporada, aunque nosotros lo recomendamos para los días de más frío.

Ingredientes del arroz a la zamorana

· 3 lonchas de panceta.
· 4 ó 5 salchichas de carne frescas.
· Taquitos de jamón serrano o cecina de vaca.
· Rodajas de chorizo fresco.
· 400 gramos de arroz.
· Aceite de oliva extra virgen.
· Sal.
· 1 cebolla.
· 1 tomate.
· 1 pimiento rojo.
· 4 dientes de ajo.
· Tomillo.
· Orégano.
· Pimentón.
· 2 hojas de laurel.
· Perejil.

 

preparar arroz a la zamorana

 

Cómo se prepara un arroz a la zamorana

1.- Vamos a preparar el sofrito, esencial en cualquier arroz. Para ello empezaremos picando la mitad de la cebolla y un diente de ajo.

2.- Lo ponemos a freír con un poco de aceite y cuando empiece a dorarse, freímos las salchichas. Cuando estén hechas, las reservaremos. Para dar un poco de sabor, añadimos una hoja de laurel.

 

     

 
3.- Picaremos el resto de cebolla, el pimiento y los ajos. También picaremos el tomate, pero en un plato aparte.

4.- En la olla donde prepararemos el arroz sofreiremos todas las verduras, primero las que menos agua necesitan y luego las que más. En este caso, la cebolla, el ajo, el pimiento y la otra hoja de laurel.

5.- Cuando se haya comenzado a pochar, añadimos el tomate y poco de sal.
 

     

 

6.- Añadimos ahora la carne de cerdo. Primero las salchichas con cebolla que habíamos reservado. Después los trocitos de chorizo y panceta.

7.- Podemos añadir un poco de agua. Tras ésto, añadimos los taquitos de jamón o cecina y las especias: tomillo, orégano y pimentón. Podemos rectificar con sal si es necesario.

 

     

 
8.- Ya tenemos el sofrito listo. Déjalo cocer durante  5 minutos a fuego fuerte, y luego otros 5 minutos a fuego medio.

9.- Durante esta cocción, puedes añadir una pimienta cayena para que de un toque picante al guiso (Este es un toque personal a la receta) Al caldo puedes añadir también una copita de vino blanco.

Si tienes la oportunidad de dejar reposar el caldo de un día para otro, mucho mejor. Así los sabores se mezclarán y sabrá más rico tu arroz a la zamorana.

10.- Si como nosotros has dejado reposar de un día para otro el sofrito, caliéntalo y cuando esté hirviendo de nuevo, puedes añadir el arroz. Removemos todo con una cuchara de madera para que se mezcle bien. Si es necesario puedes añadir algo de agua, pero caliente para no cortar la cocción del arroz.

11.- Deja cocer el arroz con el caldo durante 20 minutos a fuego medio.

 

preparar arroz a la zamorana

 

12.- Lo ideal es usar una olla de barro al fuego, pero si como nosotros no puedes, te sugerimos usarla para la presentación, pero caliéntala en el horno para que no haya salto térmico. Puedes espolvorear perejil picado para mejorar la presentación.

 

Propuestas para el maridaje

Este plato posee unos sabores muy fuertes típicos de la gastronomía de Zamora, por este motivo te sugerimos armonizar el guiso con un vino tinto también zamorano. Tienes varias zonas denominaciones de origen a elegir, desde la zona de los Arribes con sus vinos de la variedad Juan García, o los tempranillos de la Denominación de origen Toro.

En nuestro caso elegimos el vino tinto joven Colegiata de Bodegas Fariña que nos habían regalado. Se trata de un vino lleno de sabores a frutas frescas que combinan a la ferfección con los sabores intensos de la carne y el picante de la cayena.

 

Arroz a la zamorana

 

En resumen…

Esta receta vista paso a paso es relativamente fácil y sencilla. Como ya hemos comentado, aunque es posible disfrutar de ella durante todo el año, sugerimos disfrutarla los días de frío, para entrar en calor rápidamente.

Destacar que esta versión la hemos hecho ligeramente más light que en su versión original; ya que esta, incluía más partes del cerdo que aportaban mayor número de calorías como son las manitas y las orejas, que al ser más gelatinosas aportan mayor sabor y dan una textura más consistente.

 

 

Otras Recetas:

    Asado de lechazo con patatas.
    Asado de lechazo al estilo Tierra de Campos.
    Pollo guisado con arroz.
    Patatas a la importancia.
    Conejo al estilo casero
    Costillas con patatas.
    Costillas de lechazo asado a la zamorana.
 
 

Artículos relacionados

 

Previous ArticleNext Article
Ingeniero Industrial de vocación y profesión, he encontrado en los blogs la forma de plasmar mi pasión por los viajes, la gastronomía y los vinos. Especialmente los procedentes de Castilla y León

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más populares

Editor Picks