La nueva “Misión”… de una familia, un vino de Bodegas Menade 0 1412

Marcos, el mayor es serenidad, fuerza, conocimiento, mesura. Richar es frescura, cercanía, conocimiento, rompedor. Alejandra, dulzura, carácter, cosmopolita, expresividad… Estos adjetivos, creo que recogen lo que cada uno de los hermanos Sanz aporta, a lo que es sin lugar a dudas, un sueño que con el tiempo se ha convertido en una magnífica realidad: Bodegas Menade.

Richar, Alejandra y Marco, de izqda. a dcha.
Richar, Alejandra y Marco, de izqda. a dcha.

Marco, Richard y Alejandra son jóvenes con osadía, con valores y formación que han tenido claro que pertenecer a una Denominación de Origen, no significa estar encorsetado a esas normas. Sus reglamentos son la coherencia, el respeto por la tierra y la defensa de los valores de la Naturaleza, como elementos fundamentales de todo esto que ahora se llama “el mundo del vino”.

Sus instalaciones, ubicadas en dos puntos diferentes de la localidad que da nombre a la DO Rueda, son un fiel reflejo del carácter peculiar de los hermanos Sanz, que han hecho del vino, su forma de vida.

Fachada de la Bodega Menade
Fachada de la Bodega Menade

 

Las Bodegas Menade

La bodega “tradicional”, donde se ubican las barricas en las que reposan algunos de sus vinos, está socavada, como es tradicional en esta localidad, bajo tierra. Una frivolite que les ha permitido crearla a su imagen y semejanza, haciendo de los detalles y la frescura el eje vertebrador de la instalación.

Richar realizando una cata en barrica
Richar realizando una cata en barrica

La otra instalación, donde se encuentran los depósitos, las oficinas y la cabeza de Menade, es un espacio muy funcional, pero que, gracias a la infinidad de detalles, hacen de su visita y conocimiento, una auténtica delicia para todos los sentidos.

Desde la entrada, te empiezas a dar cuenta que tu estancia no va a ser una más: por todos los lados fluyen los conceptos de vinculación con la Naturaleza, desde un jardín con especies representativas hasta un bosque móvil (¡textual!) con el que poder “trasportar” a los insectos que en ellos habitan, pasando por una creación a tiza, preciosa y deliciosa, de todo lo que es la bodega y su forma de interpretar el vino, realizada por el arquitecto que diseñó la bodega. Naturaleza en estado puro.

Viñedos que rodean la Bodega
Viñedos que rodean la Bodega

Prueba del atractivo de la bodega es que recientemente les han concedido una mención especial al Compromiso con la Sociedad y el Medio Ambiente en los Premios de las Rutas del Vino de España. Para visitarla el grupo mínimo es de 6 personas y realizar una reserva previa a través de la web… no está de más estar atento a sus redes sociales, twitter y en Facebook, porque son tan innovadores que todos los meses organizan una actividad especial/peculiar en el mundo del enoturismo: Talleres de cocina, esgrima, avistamiento de aves, elaboración de chocolates y todo con el vino como tema central.

Diferentes detalles del interior de la bodega
Diferentes detalles del interior de la bodega

 

Los vinos de Bodegas Menade

Bodegas Menade ha cambiado la imagen de sus vinos buscando, y consiguiendo, plasmar el valor que ellos dan a su filosofía de vida, en la que los ecosistemas y el medio ambiente son el núcleo.

Vinos novedosos de Bodegas Menade
Vinos novedosos de Bodegas Menade

Las nuevas etiquetas, creadas por el diseñador Carlos Mena, representan a cuatro de las especies de animales que son posibles encontrar en el viñedo en cualquier época del año y que junto a su representatividad y su valor como “mantenedoras de un ecosistema en equilibrio”, hacen de su apuesta por lo natural, una verdadera y maravillosa “obsesión”.

Los nuevos vinos

Cinco son los nuevos vinos, todos ellos blancos, que la elaboradora ha lanzado al mercado: Nosso está representado por un caracol, para Menade Verdejo se ha escogido una liebre, un galgo para el Sauvignon y un erizo para el Dulce, que ya conocimos hace tiempo.

Nueva colección de vinos de Bodegas Menade
Nueva colección de vinos de Bodegas Menade

 

El vino “La Misión”, el vino que más nos impactó

Pero quizás, el vino más rompedor de los de la nueva hornada es el que han llamado “La Misión”. Está elaborado con cepas centenarias plantadas en fincas propias, pero muy especiales; con un trabajo duro de campo, pasar posteriormente a iniciar la fermentación alcohólica con levaduras “salvajes” y continuar la crianza de 10 meses en barricas de roble francés, en tinas y tinajas elaboradas con arcilla proveniente de las propias fincas de Menade. Veintitantos meses después, tras domarse en botella, sale al mercado.

Vino La Mision de Bodegas Menade
 

Una gran bodega, con vinos rompedores y una filosofía y coherencia digna de apreciar y valorar

 

También te puede interesar

 

Previous ArticleNext Article
De la cosecha del 71, añada que realmente ha marcado mi vida. Llevo muchos años disfrutado y compartiendo mis experiencias en el mundo del vino, la gastronomía y la naturaleza. Compartir las vivencias, realmente es lo más importante de cualquier experiencia sensitiva. Hablo claro, para que se me entienda. Sígueme en @valenzuela_javi y dame tu opinión de lo que opino. Me encantará escuchar y aprenderé de ella

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más populares

Editor Picks