Visitar Bodegas Legaris, enoturismo en la Ribera del Duero 0 2335

Bodega Legaris Fachada y Viñedos - fuente Evadium.com

Hace tiempo que queríamos hacer una ruta de enoturismo por la Ribera del Duero, así que decidimos visitar Bodegas Legaris para conocer su vino y a la vez visitar Peñafiel, el corazón de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

Cerca de las bodegas Legaris puedes visitar Curiel del Duero, una pequeña población que también vive de la cultura del vino y cuyo castillo en ruinas ha sido rehabilitado y convertido en el Hotel Residencia Castillo de Curiel. Si subes hasta allí, el personal muy atento te mostrará algunas de sus salas decoradas con una colección de muebles antiguos de diferentes épocas, muy variopintos.
 

Salón del hotel Residencia Castillo de Curiel

 

Cómo llegar a Bodegas Legaris

Es muy sencillo llegar a las Bodegas Legaris. En Peñafiel debes tomar la VA-101. en dirección Curiel de Duero. Antes de llegar a Curiel, debes girar a la derecha, viendo desde la carretera las modernas bodegas que el grupo Codorniú edifico en el año 2000, denominadas Bodegas Legaris.
 

La Visita Guiada

Nos gustó mucho la visita guiada. Una persona muy atenta nos mostró todo el proceso de elaboración del vino Legaris, desde el viñedo a la cata final. Lo que a esta bodega le falta en antigüedad o belleza arquitectónica lo compensa en atención y amabilidad hacia el visitante.

Lo primero que destaca en el exterior son sus formas modernas que nada tienen que ver con el concepto de una bodega tradicional. La bodega se rodea completamente por viñedos de uva tempranillo. Ya en el interior, podemos entender mejor la razón de la curiosa arquitectura desarrollada por Domingo Triay.
 

Bodegas Legaris Curiel de Duero

 
Desde su concepción, este edificio está preparado para el enoturismo, ya que el visitante puede recorrer las estancias dedicadas a la elaboración del vino desde unos pasillos elevados que permiten la visita sin molestar a los que allí trabajan.
 

El edificio

El edificio, en un marcado estilo Zen-Shui, combina todos sus elementos de forma sencilla, funcional y luminosa. El interior y exterior de la bodega están conectados a través de grandes ventanales desde dónde se contemplan los coloridos viñedos.

El contraste del verdor de las viñas exteriores con los blancos del interior invitan a la tranquilidad y el recogimiento. Para conseguir este efecto, la bodega se desarrolla en dos ejes perpendiculares. El eje principal está perfectamente orientado con el castillo de Peñafiel, hoy sede del museo del vino.
 

Vistas de los viñedos y castillo de Peñafiel desde Bodegas Legaris - Fuente: Tripadvisor

 

El patio interior

En la intersección de los ejes encontramos un espacio abierto a modo de claustro o jardín zen.
 

claustro en Bodegas Legaris - Fuente: Tripadvisor

 

Los viñedos:

Y pasamos al viñedo. Se trata de una plantación joven al que se le está controlando el crecimiento. Para ello la vid está colocada en parra, para que pueda ser cosechada con máquina. Además, para controlar el vigor de una planta en crecimiento, entre hileras se le ha dejado crecer césped.

Para proteger la uva de las heladas, disponen de sistemas de creación de hielo mediante rociadores. Los rosales al inicio de cada hilera permiten anticiparse a las plagas, ya que las plagas atacan antes a las rosas por ser más delicadas, avisando de posibles ataques.
 

Proceso de Vinificación

En el interior, encontramos una planta que combina modernidad y tradición para la elaboración de sus vinos, todo controlado según los estándares de calidad marcados por el Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero.

Desde la primera fermentación, los depósitos van a tener una temperatura controlada, con un movimiento interno que asegura la total homogeneización del mosto transformándose en vino.

Tras esta transformación, los vinos se dejan dormir en un impresionante dormitorio de barricas de madera de roble, lo que permitirá que los vinos adquieran la personalidad propia de la bodega. Los tiempos de reposo en barrica de roble marcados por Bodegas Legaris para la crianza o semicrianza de sus vinos es la siguiente:
    Tinto ‘roble’: 3 meses en barrica nueva de roble americano.
    Tinto Crianza: 12 meses en barrica.
    Tinto Reserva: 13 meses en barrica nueva de roble frances.

 
 

Vinos Legaris - Fuente: Lateral Branding 
 
Ellos comentan que su vino necesita menos tiempo en las barricas ya que éstas son nuevas. A nosotros no nos convence demasiado.

Tras este paso, donde si es necesario se irá realizando un trasiego de vino por diferentes barricas para adquirir los aromas de los diferentes tostados, se filtra ó clarifica con albumina, que es una proteína que hace las veces de la antigua clara de huevo. Más ecológica, limpia y además barata. Actualmente es la forma de clarificar más extendida por todas las bodegas.

De esta forma, se homogeniza el vino antes de embotellar.

Una vez embotellado, el vino descansa de nuevo dentro de la botella tumbada, hasta alcanzar su punto óptimo para la comercialización. En este punto, el tapón de corcho natural adquiere una gran importancia en la evolución del vino; tal y como descubrimos en uno de nuestros artículos. Conoce más aquí.

Disfrutar de la Cata

Resulta impresionante el salón de catas. Realizado todo él en maderas nobles, se respira la paz y la tranquilidad necesaria para degustar un buen vino, ya que en este espacio se controlan la temperatura, la humedad y la luz para que el vino esté en las mejores condiciones antes de descorchar. En este salón no pueden entrar grupos grandes, así que la degustación final se realiza en otra sala, más amplia y adaptada a grandes catas.
 

Bodegas Legaris Curiel de Duero - Fuente: Minube

 

En nuestra visita pudimos catar el vino tinto roble y reserva Legaris que nos dejó muy buen sabor de boca, y un 100% verdejo de la D.O. Rueda, propiedad también del grupo Codorniú.

Y tú, ¿Ya conoces esta bodega? Te invitamos a que la visites y compartas tu experiencia con nosotros.

 

Otros artículos relacionados

    Visita enotragronómica por Valladolid, #VallaTrip
    Cata del tinto reserva 2008 de Bodegas Arzuaga.
    Visitando las bodegas de Ovidio Garcia en la DO. Cigales.
    Visitando las bodegas Arzuaga en la DO. Ribera del Duero.
    Cómo se elabora el vino tinto en Castilla y León.
    Peñafiel, el lugar donde el vino se deja querer.
 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ultimas entradas