El «Obispillo», una tradición navideña de Castilla y León 0 2169

Obispillo de Palencia Fuente de la Imagen: Lainformacion.com

Castilla y León también tiene sus tradiciones navideñas. Una de ellas es la fiesta del «Obispillo», una tradición olvidada que se está recuperando en los últimos tiempos y que se lleva a cabo el 28 de diciembre en las catedrales de Palencia, Burgos y León.

El “Obispillo” es una antigua tradición navideña que se remonta más de quinientos años, a finales de la Edad Media, en el siglo XV. En esta época, se eligió el 6 de diciembre, fiesta de San Nicolás de Bari, patrón y protector de los niños. Su mandato no termina hasta el Día de los Santos Inocentes, el 28 de diciembre.

 

La fiesta de «El Obispillo»

La tradición consistía en la investidura de uno de los niños de la escolanía de Pueri Cantores de una catedral o monasterio que contaban con coros de voces blancas. Los coros de niños tienen sus raíces en la Alta y la Baja Edad Media. Los actuales coros de niños continúan unidos la interpretación de música sacra.

Un niño del Coro era elegido para representar a San Nicolás. Tras la elección, el niño era vestido con los ropajes propios del obispo, mitra y báculo incluido. Atendido por compañeros vestidos como sacerdotes el niño subido en mula o caballo blanco, salía en comitiva. El «Obispillo» al culminar su trayecto donde transmit los deseos de todos los niños para la ciudad.

el-obispillo Fuente de la imagen: ABC.es
el-obispillo Fuente de la imagen: ABC.es

 

Historia de San Nicolás

San Nicolás pertenecía a una familia rica y cuando sus padres fallecieron, repartió toda la herencia recibida entre los pobres y se fue a un monasterio en donde se hizo monje, haciendo milagros tan numerosos que logró conseguir de Dios. En nombre de Nicolás quiere decir en griego “vencedor de pueblos”. Fue un obispo que vivió en el siglo IV. Más de dos mil templos están dedicados a él en todo el mundo. Su figura ha dado origen a Santa Claus, conocido también como Papá Noel.

Tras su muerte, se convirtió en el primer santo, no mártir, en gozar de una especial devoción en Oriente y Occidente.

San Nicolás desde muy niño, todo lo que conseguía lo repartía entre los pobres. Cuenta la tradición que él siempre decía a sus padres: “Sería un pecado no repartir mucho, siendo que Dios nos ha dado tanto”.

San Nicolás de Bari murió el 6 de diciembre del año 343 en Mira, pero sus restos descansan en la ciudad italiana de Bari. Uno de los milagros más recientes, ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial, en un bombardeo a la ciudad de Bari, una madre se separó de su niño en medio de la confusión, apareciendo éste horas después a la puerta de la casa sano y salvo. El niño contó cómo un hombre que describió como San Nicolás lo ayudó, lo protegió y lo llevó de regreso a su casa.
 

Y la tradición se extendió por Europa

La tradición del Obispillo se extendió por todo el occidente cristiano, Alemania, Francia, Inglaterra, Italia, España, Países Bajos, etc. Durante las últimas sesiones del Concilio de Basilea (1445) se dictaron prohibiciones, y la fiesta se prohibió durante la primera mitad del siglo XVI en diversas diócesis. La prohibición se hizo con carácter universal en el Concilio de Trento en 1563.

La tradición del Obispillo en España

El objetivo de recuperar esta tradición, es ofrecer una fiesta a los niños escolanos y obsequiarlos en estos días navideños por sus muchas horas de ensayos y estudio. Su entrega a la música sacra y el servicio que ofrecen a la comunidad a través de sus voces. En la calle el desfile o cabalgata, sirve para hacerlos protagonistas de la fiesta, dar a conocer a la ciudad la escolanía y, estimular a otros niños que atraídos por su colorido, alegría y vestiduras, les mueva a formar parte de esta magnífica asociación coral.

El resurgir del «Obispillo» en las escolanías españolas se recuperó en las últimas décadas. La refundación de nuevas escolanías en las catedrales históricas de Burgos, Palencia, León, Murcia, Monserrat, Toledo, País Vasco y Navarra.

 

El Obispillo en la Catedral de Burgos

En la catedral de Burgos, se revivió esta tradición de forma oficial en 1987, para festejar el nombramiento de hijo adoptivo de la ciudad de Burgos a don Luis Belzunegui Arruti maestro de música de los niños de la escolanía burgalesa. Durante muchos años fue quien restauró la costumbre del «Obispillo» a mediados del siglo XX, con los niños que educaba como cantores de la catedral.

el obispillo de Burgos

Algunas asociaciones culturales intentaron recuperar la tradición hacia 1987. En 1996 volvió a crearse una nueva escolanía, los Pueri Cantores de la Catedral de Burgos, que desde 1998 recuperaron oficialmente la tradición. Los niños de coro, tiene una edad comprendida de ocho a dieciocho años.

El «Obispillo» burgalés, forma parte del programa navideño de la ciudad. La mañana del día 28, en la iglesia de Las Salesas, tras la misa se impone la cruz de madera a los nuevos escolanos y es revestido el «Obispillo».

El evento ha ido ganando popularidad y espectadores, cuando el «Obispillo» después de ser recibido por el alcalde, sale al balcón del Ayuntamiento, para leer un discurso a los niños y padres reunidos en la Plaza Mayor.
 

El obispillo en la Catedral de Palencia

La Catedral de Palencia recuperó la fiesta del «Obispillo» el año 2009, gracias a la labor y seguimiento de don Jesús Escudero, maestro de Capilla de la catedral. Se organizó la fiesta del «Obispillo» el citado año 2009. En el último evento en las actas capitulares corresponde a 1854. La fiesta de Palencia pasa por ser la más antigua de España, documentada desde el año 1220. Aún se conservan los estatutos de los Niños de Coro de fecha 3 de noviembre de 1366. En la antigua celebración el reinado del «Obispillo» se iniciaba el día de los Santos Inocentes y duraba hasta la fiesta de Santo Tomás cuando revestido de pontifical recorría las calles de la ciudad.

 

El Obispillo de Palencia Fuente: Panoramio Autor: Miguel A. Rodríguez Terán
El Obispillo de Palencia Fuente: Panoramio Autor: Miguel A. Rodríguez Terán

El «Obispillo» actual sólo ejerce como tal el día de los Santos Inocentes. El ritual de la celebración, que sigue el modelo burgalés, se inicia con una misa en la catedral, donde es

En el 2012 se hizo una cabalgata acompañada por la banda de música de la cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Misericordia. Es una cofradía penitencial fundada en el año 1942. El séquito del «Obispillo» iba precedido por los pajes y un par de mulas con alforjas, seguidos por la escolanía. Después de la recepción en el Ayuntamiento, los niños cantan ante el belén de la Plaza Mayor.
 

Fuentes

  • El Patrimonio Inmaterial de la Cultura Cristiana, San Lorenzo del Escorial.
  • La música en la Catedral de Palencia, Diputación Provincial, Palencia.
  • El Carnaval, Taurus Ediciones, Madrid.

 

También te puede interesar:

 

 

Previous ArticleNext Article
Desde Madrid, formado en Bellas Artes, Restauración y Conservación de obras de arte. Gracias a esta capacitación ha realizado exposiciones por diversos países. Además, es licenciado en publicidad y marketing por la Universidad Deusto. También posee varios masters. Colabora con la revista digital Historia y Arqueología y ha publicado varios libros que puedes adquirir aquí: http://librosdenarcisocasas.blogspot.com.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ultimas entradas