Con esta cuarta entrega, Guía para visitar Salamanca IV, los Edificios religiosos de Salamanca, se cierra una serie de entradas sobre esta ciudad dorada del Tormes, donde repasamos los aspectos más interesantes de la Catedral Vieja, de la Catedral nueva y de los edificios civiles.

Dado que durante la alta edad media y sobre todo la edad moderna, la educación fue administrada por la Iglesia Católica; Salamanca, una ciudad volcada sobre la universidad, fue un lugar donde la mayor parte de las órdenes religiosas tuvieron algún edificio, y que por suerte, hoy podemos seguir disfrutando. Y sin más, empezamos la Guía para visitar Salamanca IV, los Edificios religiosos de Salamanca.
 

Guía de los edificios religiosos de Salamanca

El Convento de San Esteban

La orden de los dominicos se instalaron en Salamanca muy pronto, contaban ya en 1255 de una primera casa madre en la plaza del Concilio de Trento. En el actual solar del convento, ocupado por la iglesia parroquial de San Esteban, levantaron este primitivo convento, aunque luego lo destruyeron para construir el actual, en 1524.

Esta obra por iniciativa del cardenal fray Juan Álvarez de Toledo, participando en ella Fray Martín de Santiago, Rodrigo Gil de Hontañón, Juan Ribero de Rada. No obstante, la planta y diseño son de Juan de Álava, quien comenzó la obra en 1524; fue continuada por Fray Martín de Santiago, y finalizada por Rodrigo Gil de Hontañón. El edificio fue consagrado en 1610.

Iglesia San Esteban de Salamanca

Iglesia San Esteban de Salamanca


 

Se cuenta que Don Cristóbal Colón se alojó en el primero convento, cuando fue a Salamanca para defender ante los geógrafos de la Universidad la posibilidad de llegar a las Indias navegando hacia Occidente.

Durante la Contrarreforma fue un importante centro donde fundaron la Escuela de Salamanca, con Francisco de Vitoria a la cabeza, y se prestó ayuda a Santa Teresa de Jesús y a San Ignacio de Loyola.


 

El Exterior

La portada de la fachada principal de la iglesia es uno de los más bellos ejemplos de plateresco.
 

El interior

Tiene planta de cruz latina y una sola nave. Tiene una medidas de 14,50 metros de anchura, 27 metros de altura en la nave y 44 metros en el cimborrio. En el coro destaca la pintura del Triunfo de la Iglesia, de Antonio Palomino, y una Virgen con el Niño, de Rubens.


 

El Claustro

El claustro principal, es obra de Fray Martín de Santiago. En la planta baja se mezclan elementos góticos y renacentistas. En el centro del jardín se levanta un templete.

La Sacristía construida en el siglo XVII bajo el mecenazgo de fray Pedro de Herrera Suárez, obispo de Tuy, por los arquitectos Alonso Sardiña y Juan Moreno Jordán.


 
La Escalera de Soto, se construyó entre 1553 y 1556. Su nombre se debe al mecenazgo de Fray Domingo de Soto, catedrático de la Universidad pertenece a la Escuela de Salamanca y confesor del emperador Carlos V de España.

En su interior se conserva el Sepulcro del duque de Alba Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel llamado el Gran Duque de Alba; que murió en Tomar, localidad próxima a Lisboa, el 11 de diciembre de 1582, a los setenta y cuatro años. Sus restos fueron trasladados inicialmente a Alba de Tormes, la ciudad de los Alba y próxima a Salamanca, donde fueron enterrados en el convento de San Leonardo. En 1619 fueron trasladados al convento de San Esteban, en donde desde 1983 reposan en una capilla del convento que contiene un mausoleo proyectado por Chueca Goitia y que fue costeado por la Diputación Provincial de Salamanca.

En el Convento tiene su sede la Pontificia Facultad de Teología de San Esteban, fundada en 1947. San Esteban es también sede canónica de la Hermandad Dominicana del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, cofradía que realiza su desfile penitencial en la Semana Santa salmantina la madrugada del Viernes Santo.
 

La Clerecia

Su nombre completo es La Real Clerecía o Colegio del Espíritu Santo. Pero es conocido popularmente como La Clerecía de Salamanca. La obra fue financiada por de los reyes Felipe III y Margarita de Austria, cuyos símbolos están presentes en la fachada de la iglesia.

Torres de La Clerecia de Salamanca - Destino Castilla y León

Torres de La Clerecia de Salamanca – Destino Castilla y León

Las obras se realizaron principalmente entre 1617 y 1779, según planos de Juan Gómez de Mora. El edificio tiene tres cuerpos divididos de la siguiente forma: La Iglesia tiene forma de cruz latina con capillas notables. Su cúpula, una de las más representativas de Salamanca, tiene más de 50 metros de altura. Le sigue el Colegio para los Irlandeses y por último la Residencia para el Seminario Conciliar.
 

La Iglesia

El retablo de la capilla mayor es obra de Juan Fernández en 1673 con esculturas de Juan Rodríguez. El Patio de los Estudios obra también de Andrés García de Quiñones presenta un espacio más cercano al patio de un palacio real que al claustro de un edificio religioso.


 
En 1940, se crea la Universidad Pontificia de Salamanca, instituida por el papa Pío XII, y la Diócesis le entrega el edificio como sede la Universidad Pontificia suprimió el culto en él desde septiembre de 2012 para poder ser explotado turísticamente.


 
En esta Iglesia, varias Cofradías y Hermandades tienen su sede. Estas participan en la Semana Santa salmantina, declarada de Interés Turístico Internacional por su singular belleza. Las hermandades penitenciales son: La Hermandad Universitaria del Santísimo Cristo de la Luz y Nuestra Señora Madre de la Sabiduría, fundada en 1948. La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Flagelado y Nuestra Señora de las Lágrimas, fundada en 1948.

Las torres de la Clerecía representan un balcón único con los descubrir, desde lo alto, el esplendor de esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Un paseo por las torres, junto a las campanas, nos permitirá contemplar el rico y variado patrimonio arquitectónico de la ciudad.
 

Convento de Las Dueñas

El convento de Santa María, más conocido por Las Dueñas, fue fundado en 1419 por Juana Rodríguez Maldonado, esposa de Fernando Alfonso de Olivera. Las monjas de este convento han dedicado toda su vida a la oración, estudio y trabajo.

En 1533 se construyó el templo y el claustro, construcciones que se superpusieron a lo ya edificado. La iglesia es obra del fraile dominico fray Martín de Santiago. Consta de una sola nave en estilo gótico cubierta por siete bóvedas de crucería.


 
El interés de todo el convento se centra en el magnífico claustro, edificado en 1533, vinculado arquitectónicamente a la obra de Rodrigo Gil de Hontañón, con dos plantas. Este bellísimo claustro alberga esa paz interior que busca la orden dominica en Salamanca.


 

Casa de Santa Teresa

Esta Casa-Convento de Santa Teresa, conocida también como Casa de Santa Teresa, es la vivienda donde residía Santa Teresa de Jesús durante sus estancias en Salamanca. Actualmente, como no puede ser de otra forma se encuentra en la Plaza de Santa Teresa.

La casa fue propiedad del Comendador Juan Antonio Ovalle Prieto y se encuentra cercana a la Iglesia de San Juan de Barbalos. Su construcción data de finales del siglo XV. Durante su estancia de cuatro años en Salamanca, la Santa residió en esta vivienda.

Teresa de Cepeda y Ahumada, más conocida como santa Teresa de Jesús (1515-1582), fue una religiosa, fundadora de las carmelitas descalzas, mística y escritora española. Doctora de la Iglesia católica. Junto con San Juan de la Cruz.

A lo largo de sus muchos viajes, Santa Teresa, visitó gran cantidad de lugares de la antaño Corona de Castila, realizando fundaciones de Conventos. El primero contacto con Salamanca es el 31 de octubre de 1570. En esta estancia se asienta provisionalmente con el objeto de dar inicio a que sería su séptima fundación. Esta fundación es el Convento de San José de Carmelitas Descalzas ubicado en el casco histórico de la ciudad. En esta casa-convento escribe el “Vivo sin vivir en mí“.


 
La fachada del edificio es construida en piedra franca, denomina así, por la típica piedra de arenisca habitual de las canteras de Villamayor de la provincia de Salamanca, siendo una de las más representativas de la ciudad.
 

Convento de las Úrsulas

El nombre completo sería Convento de la Anunciación, pero es más conocido como Las Úrsulas. Se trata de un convento franciscano fundado por Sancha Maldonado entre 1460 y 1470, confirmándose la erección del monasterio por bula papal otorgada por Sixto IV en 1480. No obstante, en dicha bula papal, se cambió su advocación de Santa Úrsula, a la de la Anunciación de Santa María.


 
A los pocos años de su fundación surgió la necesidad de ampliar el edificio, contando con el patrocinio de Alonso II de Fonseca, arzobispo de Santiago y sobrino de la fundadora, que pretendía establecer en el convento su capilla funeraria.


 
Es por tanto que el Sepulcro de Alonso II de Fonseca se sitúa a los pies de la capilla mayor; obra de Diego de Siloé de 1529. Está tallado en mármol de la Sierra de los Filabres de la provincia de Almería, donde falleció en 1512. Fue su hijo Alonso III de Fonseca y Ulloa quien encargó el proyecto del monumento funerario.


 

Iglesia de San Benito

Esta parroquia de San Benito se estableció en torno a 1104 en una antigua iglesia románica. Esta iglesia se encuentra dentro del centro histórico de la ciudad. Entre los siglos XIII y XIV, la nobleza se ve enfrentada en dos sectores contrarios que rivalizaban por el control del gobierno de la ciudad y por el territorio que la circundaba, centrando sus puntos de poder en las parroquias de San Benito y de Santo Tomé.


 
Este periodo de crueldades y venganzas entre los partidarios de cada facción los que se vio envuelta toda la ciudad se acabó gracias a la mediación de San Juan de Sahagún, patrón de la ciudad.

La iglesia actual se debe a unas reformadas realizadas en 1506 por orden de Maldonado y Acevedo. En su interior encontramos el panteón principal de esta familia. En la fachada y en los contrafuertes del exterior presentan los blasones de sus apellidos. Actualmente la iglesia está abierta al culto integrándose en el Convento de las Agustinas y la Iglesia de la Purísima y es sede canónica de la Hermandad del Despojado.


 

Iglesia de San Marcos

Esta curiosa iglesia, como ya os contamos en la entrada sobre nuestras iglesias favoritas de Castilla y León, es de lo más peculiar por su original planta redonda. Fue construida junto a la muralla nueva de la ciudad, con unas trazas románicas en 1178. Se situaba junto a la Puerta de Zamora.

El edificio fue la sede de la Real Clerecía de San Marcos. En el año 1202 Alfonso IX cedió esta iglesia junto con el Corral de San Marcos tierras, viñas, casas y corrales de su entorno al cabildo, con la obligación de rezar por las almas de los reyes de León fallecidos. Si su imagen exterior no es muy común al disponer de una planta circular, más sorprendente es el interior del templo, con tres ábsides y tres naves como si fuera una edificación basilical.


 
En 1968 durante la restauración de la iglesia se descubrieron unas pinturas murales del siglo XIV. Tras diversos añadidos y trabajos realizados a lo largo de los siglos, en 1967 fue sometida a una restauración que le devolvió su aspecto original.
 

Iglesia De San Martín

Es una clásica iglesia del románico español. Se ubica entre la plaza del Corrillo y junto a la Plaza Mayor. La iglesia fue construida en el año 1103 por iniciativa del conde Martín Fernández. La Iglesia que vemos actualmente está “desaparecida” entre otras construcciones modernas adosadas, pero una vez estuvo aislada en medio de la gran Plaza mayor de Salamanca.


 
La iglesia ha sufrido numerosas restauraciones a lo largo de su historia. Fue declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional Bien de Interés Cultural en 1931.

Se trata de uno de los mejores ejemplos de arquitectura románica en la ciudad de Salamanca, junto con la catedral vieja. La iglesia posee una planta de tres naves finalizando en ábsides circulares. La iglesia no cuenta ni con cúpula ni con crucero, y uno de sus atractivos principales es el coro, el cual data del siglo XVI y es de estilo isabelino. El retablo fue desarrollado por José Joaquín de Churriguera.


 
En la actualidad el templo consta de varios accesos: La Puerta del Obispo, la Puerta del Mediodía y la Puerta del Poniente.


 
En 1854 se tuvieron que renovar los dos tramos orientales de la nave, que tras un incendio destruyó el retablo mayor atribuido al escultor Gregorio Fernández.
 

Iglesia Santo Tomás Cantuariense

Este templo está dedicado al santo británico Tomás Becket, arzobispo de Canterbury. Fue fundado en 1175 por los hermanos ingleses Ricardo y Randulfo, vinculados al estudio de la Catedral. Se trata de una iglesia románica.

Iglesia Santo Tomás Cantuariense, con detalle de un disco bajo un arco - Destino Castilla y León

Iglesia Santo Tomás Cantuariense, con detalle de un disco bajo un arco – Destino Castilla y León


 
El famoso dramaturgo salmantino Lucas Fernández fue sacerdote de esta iglesia durante la primera mitad del siglo XVI.

El templo es de cruz latina y de una sola nave cubierta con techumbre de madera. También destaca la tumba Diego Velasco, obispo de Ávila, con estatua yacente de piedra, que se halla en el fondo del lado derecho del transepto. La Iglesia dio nombre al distrito de Santo Tomás Cantuariense donde se instalaron los repobladores de Portugal y de Braganza.


 

Iglesia San Juan Bautista De Bárbalos

Este templo se encuentra la calle de los Perdones, llamado así, porque tras una predicación de San Vicente Ferrer, había tanta gente que quería confesarse, que tuvieron que ocupar toda la calle. Es una iglesia románica de 1150, fundada por los Caballeros de la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén.

Debe su nombre al estar bajo la advocación de San Juan Bautista y al pueblo de Bárbalos, municipio de la provincia de Salamanca donde la orden tenía amplias posesiones.

Iglesia San Juan Bautista De Bárbalos - Destino Castilla y León

Iglesia San Juan Bautista De Bárbalos – Destino Castilla y León


 
Esta iglesia sufrió una importante transformación en el siglo XVIII. Entre sus obras de arte, destaca el Cristo de la Zarza, del siglo XII, de dos metros de altura y realizado en madera de nogal.


 

El Convento de las Agustinas e Iglesia de la Purísima

El Convento de las Agustinas y la Iglesia de la Purísima forman un conjunto conventual de clausura en el centro de Salamanca. Fue fundado por Manuel de Zúñiga y Fonseca, Conde de Monterrey, en 1636 para albergar a su hija, Inés Francisca de la Visitación, del que fue priora del mismo. Es por eso que se encuentra en frente del Palacio de Monterrey.

La concepción de la construcción tiene un marcado estilo italiano, ya que su arquitecto procedía de allí. Su interior, se organiza en torno a una iglesia de cruz latina de una única nave con capillas laterales. Su fachada es muy original con un pórtico de 33 metros de longitud en tres cuerpos distintos.

Convento de las Agustinas e Iglesia de la Purísima - Imagen de SienteSalamanca

Convento de las Agustinas e Iglesia de la Purísima – Imagen de SienteSalamanca

La cúpula característica de este convento no es la original, ya que esta se desplomo y tuvo que ser reconstruida por Fray Lorenzo de San Nicolás.
 
Nota: Imagen de la portada cortesía de CentroMundoLengua.
 

También te puede interesar