Regresamos a la provincia de Valladolid, aunque estamos casi en el límite entre Zamora y Salamanca. Desde la autovía Valladolid-Salamanca, la A62, pasamos un cerro y al fondo distinguimos dos torres en ladrillo. Si el viajero puede permitirse parar en ese pueblo, al acercarse desde la desviación N620 se podrá sorprender con las dos giraldas castellanas.


Abre este mapa de cómo llegar a Alaejos en una ventana independiente aquí

En esta entrada, te presentamos el arte este pueblo mudejar, pero tmabién puedes encontrar en otra entrada, otros puntos de interés en Alaejos (visita la otra entrada aquí).
 

Grabado de cómo era Alaejos en 1775

 
El pueblo se llama Alaejos. Equidistante de Valladolid, Salamanca y Zamora es por definición propia un pueblo con un estilo único.

Todos los pueblos tienen sus señas de identidad, claro está, pero Alaejos puede que debido a sus dos importantes iglesias, haya adquirido una muy particular. No por nada, este pueblo es parte de la Ruta del mudejar de Castilla y León.

Como deciamos, las dos iglesias son lo que más destaca al visitante ocasional,  dos maravillas del estilo mudéjar castellano. La más antigua es Santa María, 50 años más joven que San Pedro.
 

Iglesia de Santa María de Alaejos

 

Iglesia de Santa María de Alaejos

 

Empezamos por ella por ser la más antigua. Construída seguramente sobre una edificación anterior, la construcción actual es del siglo XVI, en estilo mudéjar. Destaca en su fachada una entrada en estilo renacentista con frontón y la base de la torre, en piedra de sillería. Ya en el interior vemos que se trata de una iglesia con planta de salón con 3 naves en estilo mudéjar con naves con bóvedas de crucería.

     

 
El coro está realizado en madera labrada, de nuevo en estilo mudéjar de gran gusto sin pintar. Según nos comentaron a este acabado se llama “en crudo”.

     

 
Al fondo hay un retablo maravilloso al que le faltan algunas esculturas menores en la zona del sagrario, Según parece es del faomoso escultor castellano Esteban Jordán o de su escuela. Las esculturas que faltan seguramente fueran robadas o vendidas.
 
Sagrario sin figuras en el retablo de en la Iglesia de Santa María de Alaejos

 
Nos destacaron en la nave izquierda (o del evangelio) un retablo menor, pero que tiene un Cristo al que los alaejanos tienen una gran devoción. Se lo denomina “Cristo de la Salud”. Todos los años es limpiado por gentes del pueblo con vino blanco añejo. Este vino se conserva y es administrado a los enfermos para procurarles salud. La gente de Alaejos tiene gran fe en este Cristo.
 
Cristo de la Salud en la Iglesia de Santa María de Alaejos

 

Iglesia de San Pedro de Alaejos

Saliendo de Santa María, y siguiendo la calle Zabacos llegamos a la plaza mayor.
 

     

 
En ésta, se encuentran los ábsides de San Pedro. De nuevo nos encontramos con una construcción en estilo renacentista mudéjar del siglo XVI. Se cree que anteriormente debió haber también una edificación anterior, ya que las piedras labradas de la cimentación de la torre difieren del estilo de la construcción.
 
Torre de San Pedro de Alaejos

 
Nada más entrar, destaca la elegante restauración a la que ha sido sometida hace un año. De nuevo encontramos un esquema de 3 naves, con bóvedas de crucería, que además de mantenerse bien conservadas, son realmente bonitas y espectaculares. Como se trata de una iglesia con planta basilical, la nave central es más alta que las laterales. Entre la bóveda y el arco de división tras la restauración han aparecido una serie de pinturas al fresco en blanco y negro que describen vidas de santos en la parte posterior y del evangelio en la parte anterior.

     

 
El retablo es mucho más grandioso, dedicado a San Pedro y a su vida. En la iglesia hay varios retablos más en estilo barroco. Destacaría personalmente 3. Uno por estar aún “en crudo”, otro que hasta 1911 se conservó en crudo, pero fue pintado usando unas tonalidades pastel un tanto, “curiosas” y un tercero que no procede de Alaejos.
 
Retablo traido de la Iglesia del pueblo abandonado de Valdefuentes en San Pedro de Alaejos

 
Este retablo tiene su origen en Valdefuentes. Esta población fue asolada completamente por la peste y abandonada. De su iglesia fue rescatado este retablo.

Ruinas del castillo de Alaejos

¿Castillo? Si no se ve ninguno. Bueno, como contaremos en la entrada dedicada a la historia de Alaejos, este pueblo contaba con castillo del que actualmente solo quedan ruinas. Se sabe que sirvió de prisión para Juana de Portugal, madre de Juana “la Beltraneja” durante la guerra civil previa al reinado de los Reyes Católicos.
 

Juan la Beltraneja - Estatua en Alaejos

 
Fue sitiado en el levantamiento de los Comuneros, y destruido, al igual que muchas casas de la población.

Actualmente solo quedan unas ruinas de los cimientos que se conservan a modo de recuerdo. Recientemente se han encontrado una serie de pasadizos que recorren el pueblo pasando por algunos lugares de interés, como son las iglesias. Parece ser que al menos un de estos pasadizos, llegarías hasta las ruinas del castillo. Estos pasadizos son peligrosos por su estado de conservación y hasta donde sabemos, aún no son visitables.
 

El Caño de Alaejos recuperado

 

Caño de Alaejos

Como todos los pueblos, Alaejos tiene varias fuentes de agua. Dada la antigua importancia de la población, las fuentes disponibles eran varias. Alaejos distinguía entre el agua para el abrevadero y el lavado de ropa, que se obtenía de la zona norte de pinares, y el agua para el consumo humano.

Para estas fuentes, se había diseñado un ingenioso sistema que recogía agua ya desde época romana que permitía canalizarla y almacenarla en unas cisternas. Este sistema de canalizado terminaba en una fuente que vertía en un caño.
 

Iglesia de Santa María de Alaejos

 
El caño actual es de la época del Siglo XVIII, siguiendo unos patrones neoclásicos. La singularidad de la misma es el estado de conservación que podemos disfrutar hoy en día, ya que aunque hace años que ya no es un método efectivo para el abastacimiento de agua, recientemente ha sido restaurado el sistema y embellizada la zona del Caño con una serie de merenderos al aire libre y zona de ocio y esparcimiento. Representa sobre todo las constumbres e historia de un pueblo.
 

Pinares y tierras de labranza en Alaejos

Y hablando de constumbres e historia, no podemos dejarnos los pinares de Alaejos. Son un bello ejemplo de lo que debió ser Castilla en época de los Reyes Católicos, donde se decía que una ardilla podía atravesar la península saltando de árbol en árbol.
 

     

 
Actualmente sirven además de pulmón natural de la zona y hermasa vista, para acoger las tradicionales meriendas, que entre amigos se dan los habitantes de Alaejos siguiendo las tradiciones de los jueves de compadres y comadres, y la paellada de San Isidro.

Estos son los principales puntos de interés turísticos en Alaejos, no obstante, si contactas con la Oficina de Turismo, quizás te puedan explicar más.

Si encuentras algún dato incorrecto, o crees que podemos incluir más información, déjanos un comentario y trataremos de mejorar la entrada.
 

Artículos relacionados:

    Difruta visitando Alaejos.
    Visitar en Ciudad Rodrigo.
    Caminar entre las estrellas en la ribera de Castronuño.
    Visitando Toro.
    Safari fotográfico nocturno en Alaejos .
    Conoce la ruta de Isabel I por Castilla y León.
    Ruta de tapas por la localidad de Toro.