El Valle del Silencio en León 3 15051

El Valle del Silencio es un lugar mágico situado al sur de comarca del Bierzo, haciendo frontera con Galicia. Un espacio que rebosa naturaleza, donde el tiempo se detiene y el viajero encuentra la paz y el sosiego con el silencio de este precioso valle.

Sus pueblos construidos en piedra y pizarra mantienen las estructuras originales. Allí los lugareños siguen viendo pasar peregrinos que desde la meseta avanzan hacia Santiago de Compostela.

Caminos de Santiago por Castilla y León
 

Cómo llegar al Valle del Silencio

El Valle del Silencio es una valle al sur de la comarca de El Bierzo. Para llegar, la mejor ruta es saliendo desde Ponferrada, por la carretera LE-158. Tras subir un páramo que hace de puerta al valle, hay que coger la desviación hacia San Esteban de Valdueza; Apenas en unos 5 kilómetros, encuentras el primer pueblo de este valle.

     

Ruta por el Valle del silencio desde Ponferrada

Valdefrancos, San Clemente de Valdueza, Peñalba de Santiago y Montes de Valdueza

Valdefrancos

Se trata del pueblo en el valle. Pequeño y de calles angostas, carece de una gran población estable. Apenas unos pocos lugareños que se aferran a su existencia en libertad.

     

Este pueblo carece de grandes atractivos en sí; tan sólo su peculiar estilo de vida de subsistencia. El contacto con el exterior siempre ha existido, pues pasa por Valdefrancos el Camino de Santiago. De esta época se conserva una iglesita, pequeña y bastante vieja. Aunque carente de riquezas, posee el aire rudo e incombustible de las montañas.

Recientemente, los vecinos del pueblo pudieron reconstruir la cubierta principal, el campanario y afianzaron los muros, pero aún son necesarias muchas obras de afianzamiento para que esta iglesia que ha visto pasar a los visigodos, los árabes, al reino leones,.. continúe viendo pasar peregrinos.

También este pueblo conserva los restos de un puente romano. Viejo y algo ruinoso los pasamanos y escaleras de acceso, sigue siendo uno de los puntos donde los peregrinos pueden pasar el río Oza.

Desde este pueblo, y por la margen contraria por la que va la carretera sale una ruta de senderismo que recorre los otros tres pueblos del valle del silencio.

Ruta de Senderismo del Valle del Silencio

No lo recorrimos, pues la amenaza de lluvia estuvo todo el día, pero sí nos informamos que son un total de 14,5 kilómetros de una dureza media y precisa de unas 6 ó 7 horas.

Mapa de la ruta

Saliendo de este pueblo, empezamos a subir hacia las cumbres. La carretera está vieja, pero en perfecto estado teniendo en cuenta que se trata de una carretera de montaña. Las vistas que vamos ganando son espectaculares. En cualquier punto puede surgir una cascada, una fuente, o cualquier otro capricho de la naturaleza. Subir.

     

San Clemente de Valdueza

Este pueblo es mucho mayor y seguramente fuese el principal, aunque no lo podemos asegurar ya que tan solo lo recorrimos desde el coche, pero dado que tiene una iglesia mayor y casas más robustas, y los puentes que lo adornan son mejores, así lo creemos.

     

Salir de este pueblo es directamente ir hacia las cumbres, desde aquí las vistas únicas. Sobre todo porque tuvimos la fortuna de estar en los primeros días de la primavera cuando el sol ya se deja ver y la vida empieza a brotar tras el invierno.

Subiendo por la carretara se llega a una encrucijada de caminos. Toma el que quieras, ambos llevan a sendos pueblos a cuál más hermoso. Nosotros nos decidimos por el camino de la izquierda. Subir.

Peñalba de Santiago

El camino tomado permite subir hasta el pueblo de Peñalba de Santiago. De nuevo una maravilla en medio de las montañas. Las casas conservan un sabor añejo muy bonito que no desentona con el paisaje.

     

¡Bueno! Es un poco exagerado quizás, pero ya está preparado para la llegada de autobuses grandes, y posee un amplio parking a la entrada del pueblo. Los coches están prohibidos en el pueblo, lo cual creemos que es una medida muy acertada, a parte que en la parte más vieja, resultarían inútiles.

Muchas casas han sido reconstruidas y reconvertidas en casas rurales. Varios locales tienen ya el cartel de restaurante y bar. Si siguen siendo fieles al estilo original, el turismo puede ser el catalizador que devuelva la vida a estos pueblos que de otra forma hubieran desaparecido.

Fachada de la Iglesia de Peñalba de Santiago

En este pueblo, además de preciosas casas de piedra y pizarra, se encuentra una joya completamente desconocida fuera de El Bierzo. Se trata de una iglesia califal. Esta iglesia posee unos maravillosos arcos de herradura que no son tradicionales de tierras españolas y que nos hablan del periodo de ocupación musulmán.

     

No sabemos si esta iglesia está desacralizada o no, pero como maravilla que es, no debe caer en el olvido.

Desde este pueblo, y apenas a 2 kilómetros se encuentra la cueva de San Genadio, un ermitaño visigodo que mantuvo su fe cristiana en medio de tierras musulmanas. Actualmente es visitable haciendo este recorrido. Nosotros como hemos dicho no lo hicimos, puesto que aunque el día tuvo grandes momentos de sol, estábamos al inicio de la primavera y podía cambiarse el tiempo rápidamente.

La vida regresa al Valle del Silencio con la primavera

Peñalba de Santiago es Bien de Interés Cultural desde 2008 con categoría de Conjunto Etnológico.

Desde este pueblo no se puede seguir hacia ningún otro, por lo que volviendo sobre nuestros pasos decidimos descubrir el cuarto pueblo del valle. Subir.

Montes de Valdueza

Se llega a él desde el cruce de caminos ya mencionado. Este pueblo se conserva algo peor que el anterior, aunque por el precioso monasterio de San Pedro de Montes actualmente abandonado, creemos que tuvo un gran pasado. Por lo que pudimos leer en carteles en el lugar, este pueblo era atravesado por el camino de Santiago, y a sus pies floreció desde el siglo VIII una comunidad monacal que atendía a los peregrinos.

     

Evidentemente, esto trajo consigo una prosperidad económica que permitió construir el actual monasterio y hospital. La desamortización de Mendizabal no hizo más que traer la ruina a esta edificación como algunas otras joyas arquitectónicas. De esta preciosa construcción deshabitada y ruinosa solo se conserva en perfecto estado los muros exteriores, los arcos de la iglesia y hospital, y una fachada construida en el estilo neoclásico del siglo XVIII. Este monasterio abandonado haría las delicias de los más románticos, con sus muros de piedra desafiantes al paso del tiempo.

     

Según parece, así nos informaron más tarde, el monasterio esta sufriendo una restauración mediante limosnas. Lamentablemente, para visitarlo, hay que encontrar a la persona a la que se le ha pedido hacer de guía, cosa que nosotros no sabíamos en aquel momento.

Este pueblo es mayor que Peñalba de Santiago, aunque sus viviendas se conservan en un estado más rústico. Si es posible tomar algún refrigerio en sus ‘cantinas’, forma coloquial de decir ‘bar’ en esta parte de la provincia de León.

Regresando por donde llegamos, salimos hacia Ponferrada, hacia nuestro siguiente destino.Subir.

¿Habías oído hablar de este paraje tan único? Cuéntanos cómo y deja un comentario.
También te puede interesar…

– Ruta de tapas por León.

– Castillo de Ponferrada.

– Palacio de Canedo.

– Experiencias de enoturismo en el Bierzo.

– 10 actividades para realizar en León este otoño.

 

Previous ArticleNext Article
Ingeniero Industrial de vocación y profesión, he encontrado en los blogs la forma de plasmar mi pasión por los viajes, la gastronomía y los vinos. Especialmente los procedentes de Castilla y León

3 Comments

  1. Perdón pero es imperdonable este dato: iglesia califal. Eso es imposible para empezar, por lógica los califas no hacían iglesias, eran musulmanes y para terminar es una iglesia mozárabe, y hay muchas representaciones de este estilo en España. Los mozárabes eran los cristianos que vivían en territorio musulmán.

    1. Efectivamente, la iglesia nada tiene que ver con califas.

      Pero a este estilo artístico viene a ser llamado así, pese a que es arco fue un invento visigótico, que podemos encontrar en otros sitios, como en la parte más antigua del torreón de Covarrubias.

      Los mozárabes fueron luego los que junto a los mudéjares, llegaron a dominar ese estilo mejor que nadie.

  2. El recorrido bien. Los comentarios, muy flojos y llenos de información sin contrastar. Sería importante actualizarla.
    Como Cristina, afirmo que el estilo reconocido es el mozárabe, no el “califal” como Ud. afirma. Una fotillo de su puerta principal donde se ven todas las características de este estilo hubiera venido mejor al reportaje que la de su campanario “moderno” campanario. En cualquier caso, gracias por dar a conocer este maravilloso enclave en El Bierzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más populares

Editor Picks